abril 10, 2006

Segunda vuelta

Ayer domingo fueron las elecciones generales en el Perú. Estuve atento a ello todo el día. Me había levantado temprano y fui a votar aquí en San Juan de Puerto Rico, en una de las tres mesas que el Consulado peruano había habilitado para los ciudadanos peruanos residentes en la isla. La verdad es que votar y ver a algunos amigos peruanos fue la mejor parte del día, todo el resto de la tarde y hasta altas horas de la noche he estado rumiando una vieja y usada sensación de que el país sigue dando pasos hacia la nada.

Para hacer corto el gráfico: los resultados determinan que debe haber una segunda vuelta electoral. Nadie obtuvo la mayoría necesaria para ser proclamado presidente en esta primera vuelta.

A la segunda vuelta deben ir sólo dos. El primero, el que obtuvo más votos fue el nacionalista Ollanta Humala, a mi juicio el más malo de los presidenciables. En segundo lugar no se sabe quién irá. Hay un conteo voto a voto entre Lourdes Flores y Alan García quienes a la tarde de hoy, lunes 10 de abril, ya contados el 72,7% de los votos válidos tienen 24,96% y 24,98% respectivamente. Uno de los dos irá a la segunda vuelta con Ollanta Humala.

El problema que tengo ahora es que no se cuál de estos dos últimos es peor que el otro. Imagino que Alan García lo es, pero no estoy seguro. El gobierno de García (1985-1990) fue uno de los peores de la historia del Perú y personalmente no creo que haya aprendido nada de ello. Flores por su parte representa a un sector conservador con cuyos ideales no me siento identificado en modo alguno.

Pase lo que pase, pienso que el Perú está ante un nuevo paso en falso.

Ayer voté por una candidata que aún no llega al 1% de votos. ¿Estoy equivocado?, de corazón espero que sí. Que el acierto sea de la mayoría, que el país dentro de cinco años esté mejor que ahora. Que los sueños de la mayoría, se hagan realidad.